Archive for septiembre, 2008

¿ Los caristios hablaron euskera ?

(Colaboración de Lykonius)En Iruña-Veleia se han encontrado ostraka con inscripciones claramente vascas (asombrosamente claras teniendo en cuenta lo difícil que es interpretar el vasco más “reciente” que aparece en las Glosas Emilienses…), y que se podrían utilizar para demostrar que no hubo corrimiento alguno de vascones hacia el actual País Vasco (ni tampoco de egipcios según los jeroglíficos hallados…).

En todo caso, para responder a la pregunta es necesario delimitar el territorio de esa tribu. Sus ciudades eran Veleia (Iruña), Suestatium(Arcaya / Arkaia) y Tullica (Tuyo?), lo que nos indica que era una tribu que tenia su centro vital en la llanada alavesa. Igualmente esta tribu tenía según Ptolomeo algunos valles cantábricos, pues la desembocadura del río Deva / Deba les pertenecía, por lo que una fracción de costa comprendida entre la desembocadura del Nervión (el antiguo Nerva autrigón) y Zarautz (la antigua Menosca várdula) les perteneció. Por el oeste pues, los caristios limitaban con los várdulos, que poseían la ciudad de Menosca tal como se ha dicho, pero también las de Gebala (actual Guevara), Tullonium (Henaioen, Alegría-Dulantzi) y Alba (Albeiumendi, en San Román de San Millán), ocupando por lo tanto las cabeceras del Zadorra y del Arakil tal como si de un reducto en vertiente mediterránea se tratase. Por el sur tenían como límite el condado de Treviño (derivado de Tri Finium – Tres Confines al ser frontera de tres tribus), y la ciudad autrigona de Deobriga (Arce, Miranda de Ebro); por el oeste la ciudad también autrigona de Uxama Barca (actual Espejo?) imponía un límite occidental a los caristios.


Como en la actualidad no se tiene constancia de ninguna inscripción en lengua caristia (de momento se espera el veredicto sobre las ostraka encontradas en Veleia el 2006), los únicos indicios para sonsacar a qué familia perteneció es usando la toponimia antigua y actual así como los antropónimos antiguos.


TOPÓNIMOS ANTIGUOS:
Tullica y Suestatio / Suessatio no son de filiación vasca sino en todo caso indoeuropea, mostrando además Suessatio el gusto galo de pasar /st/ a /z/, igualmente Deva (’Divino’) es indoeuropeo y seguramente también lo sea Veleia (se halla otra Veleia entre el Piemonte y Liguria).


TOPÓNIMOS MODERNOS:
Existe un agran cantidad de topónimos que no siguen la evolución normal de la fonética vasca y que por lo tanto denotarían la presencia de una población no vascónica: Tertanga, Troconiz, Turiso, Doroño, Durana, Délica y Durango (Turango en 1031) con dental inicial; similar caso pasaría en Tuyo si procede realmente de Tulli-ica ya que en vasco acabaría como *Dulika; Kanpantxu / Campancho tiene k- inicial; Altube no ha sufrido sonorización como en “aldare” (altar) y Altuna se registra en el medievo como Aldunat; Leciñana ha palatalizado /k/ desde LICINIANA mientras que el navarro Liquiñano no; Lubiano ha sonorizado la /p/ de LUPIANO; Foronda, Fano, Fika, Fruiz y Forua tienen efe inicial; Bermeo se registra como Vermelio y Bermeio en la Edad Media y haría un proceso fonético típicamente castellano haciendo *Bermejo para luego pasar a la típica pérdida vasca de aspiradas *Bermeho; otro caso que recuerda a procesos romances es Baquijano / Bakixa si procediera de MACCALIANO o Crispijana de CRISPILIANA; algo igualmente similar parece pasar con Marzana de MARTIANA o MARCIANA; hay profusión de pueblos que conservan el sufijo pre-romano -ona (Licona, Bedarona, Letona, Leioa / Lejona, Miñano / Miñao)… y a todo esto hay que añadir otros topónimos que parecen proceder de un substrato celta: Lezama es un posible pariente de Leitasama / Ledesma; Plentzia en pariente de Pallantia / Palencia, mientras que Gatika, Mesterika, Metxika, Gernika y Muxika parecen contener el sufijo hispanocelta -ecca (Pinseque, Jadraque, Trijueque, Lumpiaque, Illueca, Alpanseque…). Los únicos topónimos que respetarían en zona caristia la evolución vasca serían Luquiano de LUCIANO (pero conservando nasal), Luco de LUCUS, y Aprícano de APERICANO o EPRICANO, ya que ninguno parece sonorizar oclusiva intervocálica excepto Aprícano al registrase en documentos antiguos Abrigano. Luego Llodio / Laudio parece mantener -au – aparentemente de CLAUDIUS (pero no es *Llodiano y se registra Flabio y Flaudio), y los topónimos Trespuentes / Tresponde y Hueto / Oto evitan la diptongación romance, si bien el primero parece seguir el cultista Transponte y el segundo solo muestra diptongación desde la Edad Moderna.


ANTROPÓNIMOS:
En la región caristia se dan estos antropónimos pre-romanos: M(arcus) Licinius Veleiensis, [L]icinius [S]erenus Hispani f(ilius), Munatius Fuscus Ambaici f(ilius), Rhodanus Atili f(ilius), [A]sinius Ausivos Rutili f(ilius), At[t]ia uxsor, Elanus Turaesamicio Ambati f(ilius), Ve[ttius Sego]ntius [Segon]ti filius, Aconi[s], [Domi]tio [At]tio, Turesica Turesami f(ilia), Se(mpronia) Aunia Lic(iniae) Licoiom filiae, -]quno. Todos estos antropónimos pertenecen al ámbito indoeuropeo de la península. Existe luego un M(arcus) Porcius Ausci fi(lius) que denota la presencia de un aquitano de tribu auscitana en Veleia, y luego al teónimo Helasse de Miñano Mayor se le atribuye una posible relación con el teónimo de Barbarín (Navarra) Selatse, si bien Barbarín pertenece precisamente a la zona con más presencia indoeuropea del antiguo territorio vascón.


La conclusión (o respuesta a la pregunta) es la que cualquiera con estos datos en la mano puede sacar, que no se habló euskera entre los caristios pues eran de lengua celta o más bien paracelta; y como son desconocidas tribus que fuesen bilingües por un largo periodo de tiempo, el caso caristio debe ser semejante, ya fuese que los indoeuropeos llegasen allí cuando se propagaron las tradiciones centroeuropeas de incinerar a los muertos en la Edad del Hierro, ya fuese que hubiesen llegado con la cultura campaniforme tal como supone Almagro-Gorbea. Las ostraka vascas de Veleia son por lo tanto (y de momento) otra anomalía más.

Toponimia Medieval en el País Vasco de Angeles Líbano Zumalacárregui (1999)
Hispania Epigraphica online – http://www.ubi-erat-lupa.austrogate.at/hispep/public/search_select.php
La red viaria romana en el País Vasco de María de los Ángeles Magallón (Isturitz, 8 – 1997)

Martes, 30 septiembre, 2008 at 3:21 pm 2 comentarios

Las andanzas de Parmenio

Falsa cruz de tiempo de los romanos

Observen esta cruz y compárenla con las cruces del Calvario de Veleia. Su factura es casi la misma. Dos rectángulos superpuestos. Pues bien, esta cruz, que se consideraba el resto más antiguo cristiano de las islas británicas, fue encontrada en 1990 y según notifica el periódico The Times del día 19 del corriente mes, ha sido declarada una falsificación. La plata de la que está hecha es del siglo XIX.

http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/faith/article4783042.ece

Parmenio llegó a América bastante siglos antes que Colón. En el estado de Michigan (USA) fundó una nueva civilización de la cual han quedado hasta 3000 artefactos entre tabletas de pizarra, coronas regias y otros rarísimos ejemplares, muestras inequívocas de su erudición. Los jeroglíficos egipcios se mezclan con el lineal B, el hebreo y la escritura cuneiforme mesopotámica en el que relata historias de la Biblia y otros entretenidos cuentos. Por supuesto también dejó un Cristo crucificado con su halo de santidad y sus orantes.


Les presento a PARMENIO EN LOS USA. THE MICHIGAN RELICS

http://es.youtube.com/watch?v=VsS9BuP2wSA

http://www.sos.state.mi.us/history/michrelics/index.html (Museo virtual)

Jesus crucificado en Michigan

Lunes, 22 septiembre, 2008 at 3:33 pm 1 comentario

El tiempo pasa… nos vamos quedando viejos.

El verano toca a su fin y seguimos sin tener noticias del informe científico, ni tan siquiera un avance. Como el anuncio de la demora decía que el informe saldría a finales de verano o comienzos del otoño esperaremos todavía un mes a ver que pasa.

La noticia hoy es que no va a haber Ludi Veleienses 2008. El Diario de Noticias nos dice que es para que los arqueólogos, en vez de disfrazarse de romanos, se centren en el estudio de los hallazgos junto con el equipo de científicos de la UPV para “unificar criterios”. Me preocupa que el redactor de la noticia nos diga que el “yacimiento está enfrascado en los preparativos del estudio del primer conjunto epigráfico” Hay que decir que ya en 2006 en el comunicado oficial se nos decía que todo estaba perfectamente “estudiado y calibrado”. Ahora resulta que no es así. ¿La referencia al primer conjunto significa que no sabremos nada del segundo (euskera)?.


Mientras tanto nuestro diario sigue con la espectacular mentira de que el año 2007 acudieron 17.000 personas al evento, cuando según los cálculos más optimistas si llegaron a 1.000 se podían dar con un canto en los dientes.


Un saludo


[Enlace a la noticia]

Viernes, 19 septiembre, 2008 at 3:35 pm 1 comentario

Esta historia me suena de algo…

(Colaboración de Lykonius)Es el pensamiento que puede venirle a cualquiera en leer estos textos:

“El jueves, el equipo de Iruña-Veleia dio a conocer el hallazgo de un conjunto epigráfico en la residencia de Pompeia Valentina. El techo se derrumbó sobre el paedagogium, la habitación donde un preceptor impartía clases a los hijos de la pudiente familia que habitaba la domus, y dejó, perfectamente ‘sellado’ para la historia, un conjunto de 270 ostrakas (inscripciones y dibujos sobre cerámica), datado en el siglo III. Destacan los motivos cristianos, entre ellos, un calvario ­el más antiguo que se conoce­, y, algo «exótico», jeroglíficos, lo que hace pensar que el preceptor era egipcio. […] Gil, para evitar equívocos, insistió ayer en que los textos en euskara proceden del «otro conjunto», del segundo, hallado también en una domus, pero distinta a la de Pompeia Valentina. Fue hallado, además, en circunstancias diferentes y responde también a una cronología diferente. «Este segundo conjunto ­aclaró ayer Gil­ no estaba ‘sellado’, como el de Pompeia Valentina, sino que está relacionado con el acondicionamiento del terreno y la cimentación para hacer una obra en una casa». Se trata, por decirlo en términos sencillos, de un relleno hecho con materiales antiguos. La obra pudo realizarse en época tardorromana, en el siglo V. Otra cosa es que los materiales empleados puedan ser anteriores. En este segundo conjunto epigráfico han aparecido «leyendas en vasco antiguo escritas en alfabeto latino, sobre material cerámico, básicamente, aunque también hay vidrio y huesos», afirmó al respecto Joaquín Gorrotxategi.” (Los textos hallados en Iruña-Veleia están escritos «inequívocamente» en euskara – Gara 16/6/2006)

“Indicios de cristianización. Efectivamente, en las excavaciones que se están desarrollando en la ciudad de Iruña/Veleia, han sido localizados en la campaña del 95, una serie de ítems arqueológicos bien contextualizados en el registro estratigráfico del yacimiento, que suponen unos evidentes indicios de cristianización. Todos ellos se registraron en un mismo ámbito doméstico, al interior de una vivienda, en una unidad correspondiente al nivel de ocupación de la misma, cronológicamente adscribible a principios del siglo V d.C. (Filloy/Gil/Iriarte, en prensa). Las evidencias concretas serían: 1. Lucerna prácticamente completa de Sigillata Africana (African Red Slip Ware), forma Atlante IX B, de producción tunecina, decorada a molde, con orla vegetal en la margo y la representación de un crismón en el discus (Gil, 1997). Apareció fragmentada in situ, como consecuencia del derrumbe de las estructuras del recinto, sobre el suelo del mismo. 2. Grafito sobre un fragmento de Sigillata Africana (ARSW-D). Representa un crismón, inciso sobre el fondo de un recipiente de forma indeterminable (Gil, 1997). 3. Grafito sobre un fragmento de Terra Sigillata Hispánica Tardía. Como el anterior, representa un crismón inciso en la pared externa del fondo de un recipiente de forma indetermiable (Gil, 1997).” (Filloy Nieva, Idoia: Testimonios en torno al mundo de las creencias en época romana en territorio alavés; en Isturitz 9 -1997)


Si uno sigue a la fuente (Gil Zubillaga, Eliseo: Iconografía cristiana sobre sigillata tardía de Iruña/Veleia; en Isturitz 9 – 1997) uno se entera que la domus en la que se encontró este aparejo fué en el denominado por aquel entonces “Edificio público n.2”, que se fundó como domus altoimperial, para luego pasar a ser usado como un recinto en que se fundaron unos pequeños talleres en época tardía, los cuales reutilizaron las mismas ruinas de la antigua domus. No hay muchas alternativas entre las que escoger, si el mismo Eliseo Gil dice que las ostraka en vasco se encontraron en otra domus diferente a la de Pompeia Valentina, las domus excavadas hasta el momento después de 14 años por el equipo de LURMEN S.A. son pocas (uno puede visitar el yacimiento o verlo también con imágenes satélite), y a esto hay que añadir que en la misma web oficial del yacimiento (www.veleia.com) hacen un comentario sobre la Domus del Mosaico de Rosetones, diciendo que fue construida en el siglo III pero luego ser transformada en un taller en época tardía… Si salen las cuentas de la historia, representa que las ostraka en vasco aparecieron (en teoría) en el material de relleno de aquellos talleres de época tardorromana, que ya de por sí debió aparecer todo como un amasijo revuelto… talleres en los que se reaprovechó material constructivo de la misma antigua domus, no lo olvidemos, y que según Gil no estaban “sellados”. Si las cuentas salen bien, representa que Filloy y Gil hallaron en 1995 en una estancia adjunta de uno de esos talleres una lucerna cristiana y dos ostraka con iconografía cristiana en el mismo suelo de la estancia, para 9 años más tarde (!) aparecer tras seguir excavando las ostraka vascas en una zona de relleno. Para quien piense en la veracidad de los últimos hallazgos le será gracioso pensar cómo las catequesis de Parmenio fueron fructíferas al poder ser el autor un artesano cristiano nieto o bisnieto de unos de los niños que una vez habitaron la domus de Pompeia Valentina; pero para alguien que dude sobre la veracidad… las preguntas que pueden asomar son sobre qué pudo pasar en esos 9 años en los que la domus estuvo expuesta, o si las ostraka de 1995 presentan la misma falta de concreciones en los ductus que las del 2006, o si además estas fueron la base para desarrollar la temática y estilo de las últimas aparecidas.

Viernes, 12 septiembre, 2008 at 3:47 pm Deja un comentario

Saludos, presentación del tema y propósitos

SALUDOS, PRESENTACIÓN DEL TEMA Y PROPÓSITOS


Queridos y queridas cibernautas, sed bienvenidos:


En julio y debido a las invasiones bárbaras cayó la Acrópolis de Celtiberia.net. Entre los muchos y entretenidos artículos que se comentaban estuvo la saga sobre los insólitos hallazgos de Iruña – Veleia. Dos años de intenso debate, de interesantísimas aportaciones, de buenos análisis sobre los pocos objetos que se conocían construyeron un verdadero monumento dentro de esta ciudad virtual celtíbera que no es posible que se abandone sin más.


Como quiera que la maldición de Iruña – Veleia hace que en otras páginas que se reclaman científicas saquen patas de conejos, hagan exorcismos y apliquen el ostracismo a cualquiera que plantee la continuación del debate en sus ágoras, no nos queda más remedio a mí y a otro náufrago celtíbero que fabricarnos nuestra propia balsa de silicio y, encomendándonos a la Sagrada Familia veleiense y a los dioses crucificados, lanzarnos al vinoso ponto cibernético en este modesto blog para dar continuidad a nuestro periplo, en pos de la verdad y las ariscas cabras de nuestra pelada Itaca imaginaria.


Es cierto que nuestro parecer sobre los hallazgos es más bien escéptico. Pero no acusamos a nadie de nada, sólo del hastío ante una actitud que consideramos anticientífica. No admitimos la peregrina excusa de que la ciencia, para que sea buena, se haya de hacer en secreto. Una vez mostrado ese Niño Jesús que salió de la tierra, teníamos derecho a ver su evolución, aun en incubadora.


Tampoco queremos que estas conversaciones sean para vituperar y lanzar trenos y denuestos. No, lo que queremos es saber. Queremos que siga el desarrollo de la charla de manera que las aportaciones sean lo más constructivas posibles. No hay que decir que serán bienvenidas todas aquellas personas de buena voluntad que quieran argumentar a favor de cualquier teoría explicativa. Es más, serán especialmente bienvenidas, porque no será solo la sabiduría de una comisión de sabios la que decida en este caso, va a ser la sabiduría colectiva la que decida con la poderosas herramienta de la ciencia y el poder de la palabra en el ciberespacio


Si eres nuevo en este tema es conveniente que des un repaso a los artículos de Celtiberia.net y a la información contenida en los enlaces que se dan.


Con el deseo de que esta aventura intelectual que ahora empieza llegue a buen puerto y animándoos a participar, nos despedimos.

Viernes, 5 septiembre, 2008 at 3:56 pm 12 comentarios

LA ZETA, ESA GRAN DESCONOCIDA

Aunque el título del post pueda parecer alguna clase de broma, no se trata de eso, ya que efectivamente la zeta durante los siglos en los que se pretende que se escribieron esas inscripciones vasconas (III-V), esta tenía un escaso uso, uso que además estaba circunscrito a ambientes concretos. Me he dedicado a crear un archivo de recopilación con las 16000 inscripciones halladas en la Tarraconense archivadas en el CIL (Corpus de Inscripciones Latinas), territorio al cual pertenecía Veleia, así de los 115 casos en los que aparece una zeta se deben a estos motivos:

– aparece en palabras incompletas que dificultan su interpretación
– aparece en helenismos (zmaragdi, zeo por theo)
– aparece en nombres de origen helénico (Zoticus, Zoela, Sozimus, Zenonis, Zenobius…)
– aparece en antropónimos no-latinos o protoromances (Marzialis por Martialis, Caizita, Helpizomeni…)
– aparece en una extraña inscripción: “MIZAZZ” de difícil interpretación
– aparece en un abecedario

Con esta información se puede entonces volver a las inscripciones de Veleia, donde ahora se podría sumar dos zetas más (las aparecidas en las palabras vasconas ZURI y ZUTAN, dos palabras que despues de 1700 años se escriben y pronuncian igual en vasco actual: zuri, blanco y zutan, en vosotros), motivos por los cuales no es de extrañar que una gran cantidad de filólogos vascos hayan quedado óbviamente sorprendidos. Pero esta sorpresa puede aumentarse tras comprobar con la recopilación de zetas la gran maestría que tuvo el redactor de las ostraka para escribir sus palabras vasconas al escoger una letra marginal que con el tiempo irá aumentando su empleo gracias al castellano y al vasco; de hecho, se trata de la misma magistralidad con la que escogió escribir “sh” en IOSHE para representar un sonido que solo se escribe así en Europa en inglés moderno.

En fin, contado y debatido, la presencia de la zeta en Veleia es otra anomalía, por su poco uso general por aquel entonces, pero a la vez por la paradoja de tener una ámplio uso actual. A estas dos paradojas hay que sumar otra tercera que no hace sino agrandar la anomalía, ya que la zeta no aparece en las inscripciones celtíberas, lustianas o aquitanas que usan el alfabeto latino y que en última instancia podrían contrastar la evolución de un uso extralatino sincrónico.

Viernes, 5 septiembre, 2008 at 3:50 pm 14 comentarios

el humo se sabe donde está el fuego

No hago más que darle vueltas al hollín.

 

Si hubo un poderoso incendio en el que entraron en combustión alguna que otra tonelada de madera y otros objetos en un espacio cerrado, hubo abundante hollín que se supone cubrió las piezas, aunque éste no se descubre en ninguna de las conocidas. Alguien ha argumentado que el hollín puede limpiarse. De acuerdo, por eso están impolutas (*). Pero, de otra manera, pienso que por el hollín se puede datar de una manera bastante precisa. Es una fuente de C14. Las incisiones fueron hechas antes de que se depositase el hollín sobre ellas. Es una absoluta garantía de autenticidad. De esta manera se han datado las pinturas rupestres, por el hollín de las antorchas en el techo de las cavernas. De esta manera, analizando el hollín de un caldero del Tesoro de Sevso, se descubrió que era de mediados del siglo IV (Oxford). Por lo tanto ¿Cómo es que no analizaron simplemente la capa de hollín?


Tesoro de Sevso

http://img.chem.ucl.ac.uk/www/vickers/sevpic.htm

 

(*) aunque no tengo muy claro que el hollín se limpie tan fácil sólo con agua, sobre todo un hollín de 1700 años ahí pegado. Se necesita algún tipo de detergente o amoníaco y frotar y frotar. Y después … ¿qué? ¿a pasarle el espectrofotómetro por encima?. Sea para bien, sea para mal voy a morir de placer una vez me desvelen el secreto que da pie a tan tontas reflexiones.

Miércoles, 3 septiembre, 2008 at 10:02 am 1 comentario


Blog Stats

  • 262,685 hits