Archive for noviembre, 2008

Caso Parmenio (III)

1. Es casi imposible separar la autoría de las piezas de temática religiosa de las del conjunto epigráfico en euskera aunque apareciesen en diferentes lugares, de todas maneras las ostraka euskeras hacen referencia habitualmente a temática religiosa.

2. En junio de 2006 ya se llevaban 800 piezas desenterradas (las del 2005 y las del 2006), con lo que queda que en 2007 y posiblemente el 2008 desenterraron 200 más. Además, se da que muchas de estas ostraka falsas presentan unos ductus que aparentan vejez, cosa que indicaría un proceso más laborioso que la simple grabación de letras. La cantidad y el tiempo comprendido descartarían definitivamente una “broma” de estudiantes.

3a. No se puede descartar que hayan aparecido ostrakas verdaderas con inscripciones “banales”, pero que fueron “rellenadas” con más letras según la preferencia del falsificador, en todo caso un acto así podría dar pie a permitir datar en época antigua una ostraka verdadera aunque el contenido epigráfico fuese mayormente falso, y por ende permitiendo “colar” el resto de ostrakas falsas.

3b. El equipo de Iruña-Veleia puso una cámara enfocada al lugar del primer set de hallazgos, los hallazgos posteriores salieron en zonas que no abarcaba la cámara.

3c. El autor de la falsificación no tiene conocimientos sobre temática cristiana demasiado desarrollados, eso se demuestra al escribir RIP en vez de INRI para Jesucristo, o dibujando 11 apóstoles en la Última Cena y no 12, ya que Judas se ahorcó tras su traición; en todo caso este desconocimiento o conocimiento somero sobre las bases del cristianismo es frecuente en la actualidad y prueba de eso es que hay muchos adultos que creen que Eva comió una manzana o que los ángeles tienen forma de niño. En caso de ser estos errores verdaderos y no creados expresamente para confundir, señalaría que sólo hubo un único falsificador material, ya que entre dos o tres adultos estos fallos hubieran sido reconocidos antes de insertarlos en el yacimiento.

4. El falsificador casi parece que haya asistido a los Ludi Veleienses anteriores al 2005, donde se exponía casi la misma letrina que aparece en la ostraka “VITAE”, quiso por lo tanto el falsificador recrear la vida romana antigua basándose en lo que se expuso en anteriores Ludi.

5. Las piezas fueron expuestas a emisarios de la Santa Sede, cosa que contradice las palabras del cura-arqueólogo Zoilo Calleja, uno de los colaboradores del ex-equipo de Iruña-Veleia.

6. Se hizo una espectromía para determinar sin lugar a dudas que los grafitti pertenecían a la misma época que el soporte, por desgracia hay dudas en cuanto a la titulación del calibrador Rubén Cerdán (no se le renovó el contrato en el ayuntamiento de Legutiano por no presentar las titulaciones necesarias y sus trabajos o referencias coinciden de forma pasmosa con las referencias y trabajos de otro R. Cerdán que firma así pero que no es Rubén). En todo caso la titulación de Rubén Cerdán se le supone cierta, mientras que la de la arqueóloga Montserrat Rius que avaló los jeroglíficos como verdaderos al final parece que ni trabajó para la Univ. de Tübingen ni estudió en la Univ. de Barcelona.Este supuesto físico nuclear resulta que equivocó (es evitable decir “manipular”) los resultados que determinaron que las ostraka y los ductus eran contemporáneos ya que esos resultados (nunca presentados públicamente por cierto) son contradictorios con la seguridad de que los grafittis son modernos. Según el arqueólogo de la comisión, hubo una “interpretación incorrecta de los resultados [de Carbono-14]” que también puede dar pie a interpretarse de una forma más siniestra.

7. Apenas 3 meses después de hacerse públicos los hallazgos de Iruña-Veleia, tres arqueólogos abandonaron el yacimiento al poco de conocerse mejor la naturaleza de los hallazgos, siendo esto explicado por Eliseo Gil como una actitud personal ante la falta de lavabos y de sufrir calor, los tres a la vez…

8. Alguien debió de crear una falsa “cápsula del tiempo” secretamente, lo que conlleva un esfuerzo que debería ir más allá de una simple broma, en todo caso un proceso de ese calibre presupone un acceso fácil al yacimiento.

9. Muchas de las piezas falsas aparecieron cuando excavaban en el yacimiento un grupo de voluntarios con poca o nula experiencia en procedimientos arqueológicos, lo que sin duda ayudó a contribuir a colar esas piezas (testimonios del evento).

10. Hay testimonios que dicen que ciertas ostraka fueron descubiertas tras su limpieza en el laboratorio.

11. En teoría, el acceso al laboratorio sólo lo tiene Eliseo Gil y sus ayudantes.

12. Resulta bastante anómala la situación creada antes de la creación de la comisión en la que el ex-Equipo de Iruña-Veleia anunció durante seis ocasiones la publicación de una memoria de los hallazgos, pero esto siempre acababa retardándose aun cuando se hacía público que el informe estaba ya redactado. De hecho, en este sentido resulta aún más anómala la no presentación vía internet o publicación especializada de fotos de la excavación de algunas piezas de muestra así como el proceso de análisis que hubieran acallado las críticas y dudas sobre los hallazgos.

13. Las intenciones del falsificador(es) parecen a priori: simular un vasco antiguo (uso de “ata” en vez de el moderno “aita”), lo que supone una planificación y estudio somero del vasco antiguo puesto que se le “escaparon” gasconismos; tampoco parece que el falsificador tomase buena nota sobre egiptología ni de epigrafía, sino que únicamente adaptó los mejores patrones genealógicos y epigráficos (II equivale a “e”) y parece haber copiado el estilo de ciertos grafitti verdaderos hallados en el mismo yacimiento. En todo caso esta clase de investigación, burda, eso sí, demostraría que el falsificador dedicó un tiempo para prepararla, alejando eso aún más la posibilidad de que todo se deba a una broma, mucho más cuando se considera que hay más de 1000 “hallazgos”. Así mismo el falsificador quiso introducir balbuceos de una lengua romance al presentar nombres sin declinar (Iullo), con posible palatalización o Vulcano. Es posible además que el falsificador quisiera introducir onomástica celta al grabar el nombre femenino irlandés “Deidre”, siendo esta muestra celta inferior a las vascas, lo que justificaría por lo tanto la teoría de que en la Llanada Alavesa se habló vasco, latín y como lengua minoritaria el celta. Ahora bien, si el motivo de la falsificación fuese simplemente la de “demostrar” la presencia de euskaldunes en la Álava romana, únicamente hubiesen sido necesarias unas pocas ostraka para ese cometido en vasco y en latín, pero al existir ostraka con jeroglíficos y escenas cristianas es evidente que los motivos debieron ser incluso “superiores”, tal como reescribir toda la historia vasca (de hecho un caso así ya pasó hace no pocos años en Japón y tampoco es algo desconocido en Francia). Esto último puede pensarse cuando coinciden las declaraciones sobre el equipo en que se dijo que hubo en una ciudad euskaldun un profesor egipcio, seguramente sacerdote, que se dedicó a enseñar historia y religión a sus pupilos, y por lo que se ve también enseñó nombres de filósofos clásicos y jeroglíficos, un planteamiento así daría sentido por lo tanto a la asombrosa presencia de jeroglíficos, nombres de faraones, escenas de temática cristiana, palabras vascas, etc… pero como se da que a un kilómetro del yacimiento hubo el convento de Santa Catalina de Badaya, y que la santa era egipcia y además patrona de los filósofos… parece tal como si el fin último de todos estos planteamientos hubiese sido la de mostrar la base cultural de esa fundación monacal y de la cristianización del pueblo euskaldun (Parmenio habría llevado el cristianismo junto a la devoción a esa santa compatriota suya, si es que no representaba que fue la santa quien lo convirtió al cristianismo ya que se le atribuye precisamente eso a esa santa, convertir a otros filósofos), ya fuera para justificar la aparición de esa devoción en ese lugar, ya fuera para justificar las falsificaciones apareciendo como producto de una antigua tradición local.

14. Eliseo Gil declara no ser experto en lingüística vasca ni en epigrafía; si bien para defender la presencia de PLUTON en la antigüedad busca en el CIL.

15. Además, las frases célebres en latín que son creaciones medievales o modernas aparecen en la wikipedia en español sin referenciar el autor y engañando el enciclopedista al comentar que “Los proverbios latinos son un tipo de paremia (enunciado sentencioso, como el refrán, el adagio, la máxima, la sentencia, y el aforismo) utilizada por los romanos, y que se han mantenido en uso (sin traducirse) desde hace más de dos milenios.”, confundiendo esto seguramente al falsificador (si bien sí que aparece ‘Ad maiorem Dei gloriam’ adjudicada a los jesuitas… pero esta tal vez ya no la buscó el falsificador sino que en su desconocimiento supino del cristianismo debió pensar que procedía de la Biblia o de los Santos Padres…). No debería ser dificultoso para un investigador de delitos informáticos averiguar si hay en algún laboratorio o alguna casa de alguien sospechoso un ordenador en que haya quedado registrada la visita a la web de la wikipedia ANTES de descubrirse los hallazgos.

16. Se ha comentado que tan burdas falsificaciones no pueden proceder de alguien con título universitario, pero hay que tener en cuenta casos cercanos como el de Yanguas, quien justificó anomalías veleienses durante más de un año, o más lejanos como el del historiador Jorge Alonso traduciendo con vasco batua lenguas tan poco afines como el minoico cretense o el etrusco italiano, siendo esto avalado además por un genetista. Tener un título universitario no presupone pues ser inteligente.

17. De igual manera, evidencias tan claras sobre su origen falso no parecen haber sido vistas por Eliseo Gil, y claro, TAMPOCO PUDO HABERLAS VISTO ANTES, aunque las hubiese visto en 2004 por ejemplo. Extraña de todas formas la actitud excesivamente escéptica ante los comentarios de ser falsificación expresados durante todo este tiempo por lingüistas, epigrafistas e historiadores, hasta el punto de que una vez demostrada la falsedad Eliseo Gil mantiene su postura.

18. Eliseo Gil escribió en el libro sobre historia vasca “De Tubal a Aitor. Historia de Vasconia”, de alguna manera los hallazgos por él encontrados deben haber influido en sus consideraciones teóricas.

19. Personalmente me sorprendió la frase de amor en un maxilar de cerdo en el que el declarante profesaba su amor “hasta el infinito”, frase que rápidamente me recordó la coletilla de la serie Star Trek.

20. Eliseo Gil es fan de Star Trek y colecciona figuritas del Señor de los Anillos.

21. Supone una incongruencia que varios participantes de la comisión anunciaran a Eliseo Gil la falsedad de lo hallado y que este se sorprenda de la conclusión de la comisión:

(entrevista a J. Gorrochategui) -¿En qué momento se da cuenta de que todo es mentira? -Muy pronto. Yo creo que a los diez días o algo así le mostré mis dudas a Eliseo, le dije que los textos eran falsos.

(entrevista a Santos Yanguas) -¿Se lo comunican al responsable? -Vamos a ver. Cuando aparece el nombre de Descartes en una piedra, le decimos que esto no puede ser. Pero ellos no toman ninguna medida. Entonces, decidimos buscar el asesoramiento de Isabel Velázquez, que es especialista en epigrafía, catedrática en Filología Latina de la Complutense. Y en mayo de 2007, la profesora viene y ve cosas que no cuadran. -Se sobreentiende que estos materiales los ven en el museo, es decir, que no han podido ser manipulados por nadie. -Exacto. Fueron trasladados a una caja fuerte. En septiembre de 2007, la profesora Velázquez, en un encuentro en Madrid, le dice a Eliseo Gil: ‘Esto no es bueno’. Desde este momento, el responsable de la excavación debería haber explicado aquello y haber tomado medidas. -¿Y qué les dijo Gil? -Seguía manteniendo la validez de las piezas. Por eso comenzamos a analizar los elementos que no cuadraban. El soporte era bueno, pero el contenido no. … Formada la comisión -se creó en enero de 2008-, tuve una conversación con Gil. Creo que en junio. Le invité a comer y le dije: «Eliseo, esto no puede ser», y obtuve la callada por respuesta.

(entrevista a la catedrática en Filología Latina de la Complutense de Madrid, Isabel Velázquez Soriano): “En septiembre del pasado año, Eliseo Gil viajó a Madrid y se reunió con ella. «La cita fue en una terraza de la Castellana, frente a la Bilblioteca Nacional», recuerda Velázquez. La profesora acudió con su cuaderno de apuntes y fue franca con Gil. «Le expresé abierta y llanamente que los epígrafes eran falsos. Le dije: ‘Salid de esto cuanto antes, reducidlo al terreno de la anécdota’. […] Gil se quedó «preocupado», rememora. Luego supo que esos mismos días, «otros colegas a los que les había enseñado las piezas también le advirtieron de lo mismo», pero Eliseo Gil no hizo nada.”

(entrevista e Eliseo Gil) -¿No había barajado la posibilidad de que los investigadores iban a decir que la representación del calvario y los textos en euskera y latín eran falsos? -Para nada.

(Colaboración de Lykonius)

Domingo, 30 noviembre, 2008 at 2:41 pm 214 comentarios

Después de 3 años y medio

Efectivamente, el descubrimiento de los conflictivos hallazgos se produjo en agosto del 2005, hace pues tres años y medio que este tema tiene su particular vida.

Lo que se escribió en DEIA, y lo que se escribió en Noticias de Álava en su día. Hace tres años y medio que se escribió alegremente:

Su restauración resulta fundamental, ya que dicho conjunto “está llamado a ser uno de los principales repertorios de epigrafía doméstica peninsular, tanto por el volumen de las inscripciones halladas como por su calidad y variedad”. Dichas inscripciones aluden a nombres y relaciones familiares, amistad y amor, mitología, religión y festividades, así como juegos y ejercicios escolares.

Jueves, 27 noviembre, 2008 at 10:41 pm 3 comentarios

Matrix Harris en Veleia

Los prestigiosos arqueólogos, la dra. Fernández Ochoa y el dr. Morillo Cerdán, que firman el dictamen científico sobre el método arqueológico seguido por el sr. Eliseo Gil aseguran que “El registro se ha llevado a cabo con el rigor que exige la utilización de la Matrix Harris, que permite contemplar el “hecho arqueológico” desde una perspectiva objetiva y lo más aséptica posible”.

Parece ser, o esa imagen se quiere dar, que este famoso sistema de registro es infalible. Si lo dice la matrix, punto redondo. El sr. Harris asesoró en 1994 a los excavadores de Iruña Veleia y su nombre salió a colación en enero de este año cuando se quiso dar una dimensión “internacional” a los hallazgos al invocar su nombre. La autenticidad de la cosa tiene uno de sus fundamentos principales en la exactitud de la datación por medio de este sistema de registro estratigráfico: ya que las leyes estratigráficas son tan sólidas como las de la gravedad no era necesaria ninguna otra averiguación, aun así se recurrió al análisis físico-químico para rematar la faena con lucida brillantez. El mismo físico atómico del equipo aseguró que las pruebas de laboratorio eran un complemento a una datación segura mediante la estratigrafía. Sin embargo, la escasez de aparato crítico alrededor de este método de registro hace que nadie tenga en cuenta que éste no es infalible y que hay muchos sucesos a los que no puede dar explicación.

El siguiente artículo, en inglés, hace una crítica de la matrix Harris. Como quiera que no hay apenas nada en español y en la red sobre esto, me he atrevido a traducir uno de los párrafos, no para descalificar la matrix ni el método seguido, sino buscando centrar el debate en el sitio preciso.

¿Se puede explicar, con la matrices de Harris en la mano y el ademán impasible, porqué los huesos recogidos en el escenario de un gran incendio junto a trozos de las vigas de encina carbonizadas no muestran la menor traza de haber estado en contacto con el fuego? Es un misterio que me gustaría resolver antes de morir.

(No soy traductor, admito correcciones pero no puyas, si hay algo mal se avisa se corrige y listo)

ARCHAEOLOGY AT THE EDGE OF CHAOS:
FURTHER TOWARDS REFLEXIVE EXCAVATION METHODOLOGIES.

Adrian Chadwick.
Research School of Archaeology and Archaeological Science

University of Sheffield.

Más allá de la segunda dimensión: pensamientos embarullados y la matriz estratigráfica.

La Matriz de Harris (Harris matrix) fue prevista en origen como una herramienta interpretativa y fueron bienvenidas las ampliaciones de la idea básica (Harris 1989:148-149). Aunque se ha realizado algún trabajo de desarrollo (q.v. Dalland 1984; Harris, Brown III y Brown 1993), apenas hay análisis crítico sobre la matrix, y su uso ha llegado a ser tan universal que algunos arqueólogos parecen haber olvidado su propósito original. Ahora la matrix estratigráfica es el sitio arqueológico; este hecho ha terminado por completo de que sea (la matrix) una ayuda a la interpretación, llegando a convertirse en una representación bastante arcana del proceso entero de excavación. Algunos arqueólogos hablan acerca de la gran magnitud de sus matrix , como si esta información fuera suficiente para sugerir la riqueza y complejidad de la arqueología que han estado practicando. Bastante interesadamente, tales significados son a menudo tácitamente entendidos, lo que sugiere de nuevo que las matrices han sido iconificadas.

Muchas unidades contractuales se ofrecen en general con el registro de las relaciones físicas entre unidades estratigráficas, y las relaciones estratigráficas son con frecuencia la única información contextual anotada en las planillas de registro. En su forma presente, por lo tanto, la matrix Harris es una visualización muy sistematizada, codificada y topológica (Adams 1992:13), que deshumaniza las unidades estratigráficas y las priva de su propia temporalidad individual (Lucas, próximamente). La variedad, a menudo apabullante y enigmática, de las relaciones humanas y naturales que da lugar a la formación de depósitos arqueológicos queda así reducida a un formato en esencia estático.

Una matrix da escaso sentido de la actividad humana, tanto en el pasado como en el presente. Aunque sin duda esta es la actividad que como arqueólogos buscamos para investigar y (tal vez) entender. La matrix Harris es, en efecto una representación bidimensional de una mucho más complicada hermenéutica tetra o pentadimensional en la que los depósitos arqueológicos tridimensionales, el tiempo (tanto el tiempo lineal diacrónico como el tiempo no lineal), los antiguos actores y los excavadores del presente están inextricablemente tejidos. Mientras el problema básico de la matrix bidimensional siempre puede permanecer [9], ha de probarse cualquier metodología reflexiva, superar las limitaciones de formato que existen y restaurar la matriz como un precioso mecanismo heurístico.

El propósito de Dalland (Dalland 1984; Lowe 1993) de añadir una dimensión temporal a la matrix como un todo era claramente loable, como lo era la tentativa algo fallida de Carver (1990) de hacerlo por unidades estratigráficas individuales. Otros están trabajando siguiendo líneas similares para expresar continuidad y cambio tanto para la unidad individual como para el nivel del sitio (Lucas, próximamente). Los diagramas de uso de tierra que se emplean con frecuencia durante la post – excavación son también un medio de expresión de alguno de estos asuntos. No obstante, si aceptamos que las unidades estratigráficas son productos visibles de la actividad humana en el pasado, entonces puede ser que las acciones arqueológicamente invisibles también necesiten que se registren en matrices de alguna manera. Muchos pisos arqueológicamente recuperados fueron limpiados durante su uso, por ejemplo, pero esta actividad no se registra con frecuencia de manera explícita.

En las campañas en Çatalhöyük en 1997, excavamos un enterramiento que estaba reabierto en su totalidad y removió un enterramiento primario más antiguo. Los elementos desarticulados del esqueleto original fueron redepositados con el segundo esqueleto en el hoyo del enterramiento reabierto. Los restos parcialmente articulados del esqueleto original fueron además redepositados sobre el segundo esqueleto. Quisimos mostrar esta secuencia de actividad en la matrix, por eso pensamos que era necesario crear contextos “fantasmas” que representaran el hoyo original del enterramiento, aunque solo existían pequeñas trazas del mismo.

Algunos pueden no estar de acuerdo con este planteamiento, ya que esto significa añadir información explícitamente interpretativa a lo que muchos consideran un registro objetivo. Como otros trabajadores han dado con diferentes tipos de contexto (e.G. Harris, Brown III y Brown 1993) , esta información extra interpretativa puede ser codificada sobre la matrix de diferente manera para los elementos principales estratigráficos., o puede ser registrado en una colección diferente de matrices, que quizás serían similares al rasgo o matrices atributo defendidas por Adams (1991;1992) Estas podrían permitir a todos los arqueólogos sobre el terreno tener un papel importante en la generación de ideas de interpretación que normalmente están reservadas para el trabajo de postexcavación realizado por los supervisores del yacimiento y el director.

Los arqueólogos deben hacerse a la idea de que los yacimientos no siempre obedecen las reglas de la estratigrafía establecidas por Harris, y todos nos hemos encontrado por casualidad tales rompecabezas estratigráficos de tiempo en tiempo: Terraplenes que se crean mucho antes de taponarse el alcantarillado, por ejemplo, u hoyos que se cavan a través de sedimentos cuando todavía se está formado el más reciente. Más bien que en cuanto a una manera negativa como problemática, estos casos de estratigrafía ‘borrosa’ deberían ser vistos como una ilustración de la naturaleza dinámica de los sitios arqueológicos. Las matrices deberían ser adaptadas y transformadas para encontrar tales desafíos, y puede ser necesario complementar la matriz estratigráfica con otras formas de demostración gráfica (Adams 1992; Lucas, próximo). Las nuevas tecnologías es probable que también desempeñen un papel importante en la formulación y presentación de tales instrumentos de interpretación.

Esta traducción la ha hecho Sotero para este blog y me ha costado bastante tiempo. Si alguno la fusila sin citar de donde la ha sacado, que se pudra en el infierno.

Jueves, 27 noviembre, 2008 at 10:13 pm 52 comentarios

Caso Parmenio (II)

Parménides de Elea

“Ea, pues, que yo voy a contarte (y presta tu atención al relato que me oigas)
los únicos caminos de búsqueda que cabe concebir:
el uno, el de que es y no es posible que no sea,
es ruta de Persuasión, pues acompaña a la Verdad;
el otro, el de que no es y el de que es preciso que no sea,
este te aseguro que es sendero totalmente inescrutable.”

El 19 de noviembre se cerró el Caso Iruña-Veleia al juzgarse todo como falsificaciones. Ahora se debe abrir otro caso, el del(os) autor(es) material(es) de la falsificación. En este caso el/los sospechoso/s pueden encontrarse entre la gente que ha trabajado en el yacimiento el año 2005, cuando se descubrieron las conflictivas ostraka, sin esto impedir que se haya estado igualmente presente en el yacimiento antes o después. Pensar en alguna persona no involucrada al yacimiento sería arduo ya que implicaría que trabajó por la noche enterrando ostraka para luego preparar el terreno para simular una “cápsula del tiempo”, o bien tuvo que hacer una copia de las llaves del laboratorio para robar los fragmentos cerámicos desenterrados para ser sustiuidos por los falsos; ambas posibilidades resultan como se ha dicho muy difíciles de considerar si bien no imposibles dada la carente seguridad del yacimiento (vallas deficitarias, un perro guardián medioso, y unas cámaras de seguridad ausentes).Entonces quedan como más viables dos posibilidades: que el autor fuese uno de los estudiantes voluntarios en las excavaciones practicadas en el verano del 2005 (debe haber un registro), o que la falsificación provenga de uno o varios miembros del equipo arqueólogo. Examinemos la primera posibilidad.

¿ Qué motivos tendría un estudiante para aprovechar el acceso a las instalaciones con motivo de incluir grafitos falsos ? Es conocido que han habido casos en que estudiantes de arqueología han hecho bromas a sus profesores o estos a sus discípulos, pero sin ir nunca más allá de la mera anécdota; esta posibilidad es descartable, estaríamos hablando de una broma que involucraría más de 1000 ostraka complejas repartidas en más de dos catas, demasiado esfuerzo para unas risas. Otra posibilidad es si el motivo fuese una venganza contra el equipo excavador (complot), en ese caso tal vez se podrían explicar las 1056 falsificaciones, pero también diría mucho sobre la personalidad del autor. Otra posibilidad más funesta incluso sería la de falsificar ostraka con la esperanza de ser validadas por la ciencia para luego vender otras tantas ostraka en el mercado negro aduciendo el estudiante que él estuvo allí y algunas se las quedó (motivación económica). Otra posibilidad aún, la del cachondeo; como se ven escenas religiosas desaforadas como el RIP en vez del INRI o la crucifixión de dioses paganos, así como palabras vascas, o dioses de la broma como Momo, un estudiante aburrido podría haber ideado todo esto con el objetivo de reírse de la mojigatería religiosa y la sacralidad del euskera que para el autor tendría la sociedad vasca, podría haberse apuntado a la campaña de excavación ya con esa idea en la cabeza.

La posibilidad de que Parmenio sea uno de los estudiantes que excavaron en 2005 quedaría hasta cierto punto convalidada por la burdería de la falsificación: como no asegurarse de que los fragmentos de cerámica gravados no encajasen con otros que se dejaron sin gravar denota prisas o impericia, el escaso conocimiento epigráfico, religioso y filosófico (Descartes en el siglo III). Ahora bien ¿ como podría ser posible para un estudiante o dos entrar en el laboratorio e ir dejando en las campañas del 2005, 2006 y posiblemente también la del 2007 más de 1000 ostraka falsas o bien gravarlas in situ sin que nadie se diese cuenta ?¿ Acaso fue posible para este/os estudiante/s enterrar en el 2005 más de mil piezas cerámicas grabadas y colocándolas de tal forma que el terreno no levantase sospecha ? Solo hay dos posibilidades: observando si los arqueólogos dejan abierto y solitario durante determinado tiempo el laboratorio (sería raro), o bien accediendo por la noche con una copia de la llave (que debería ser previamente substraída). La posibilidad de que el autor se encuentre entre los estudiantes es bastante remota ya que sería preciso o bien de disponer de cerámicas romanas ya preparadas y/o de la llave del laboratorio para hacer el cambio (demasiadas coincidencias), o bien dedicar bastantes noches para hacer los grafitti en el mismo laboratorio sobre simples cerámicas desenterradas previamente, lo que igualmente requeriría un acceso al laboratorio, una gran casualidad y un plan previo de falsificaciones. En todo caso, ¿ se dio que hubo algun estudiante o varios que repitieron campaña esos años ?

En “Caso Parmenio (III)” se hablará sobre las posibilidades de que el autor o autores fuesen miembros del equipo así como que es menos probable que todo sea producto de una “broma”.

(Colaboración de Lykonius)

Lunes, 24 noviembre, 2008 at 9:16 pm 7 comentarios

Caso Parmenio (I)

El miércoles se cerró el Caso Iruña-Veleia al juzgarse todo como falsificaciones, con el tiempo dispondremos de los informes completos, ostraka, etc. Pero ahora se pueden abrir otros casos, uno sobre el o los autores de la falsificación, y otro sobre los motivos que condujeron a esta incómoda situación que se alargó tanto en el tiempo ya que las (los) ostraka fueron descubiertas en el verano del 2005, cuando estaba trabajando un grupo de jóvenes universitarios voluntariamente.

Se debería decidir sobre quién tuvo la responsabilidad de alargar el caso de Iruña-Veleia innecesariamente si atendemos a cosas tan notorias como la presencia de Descartes o de jotas; no se puede adjudicar responsabilidad alguna a los filólogos, Gorrochategui ya se quejó en el 2007 que no tuvieron acceso a las ostraka excepeto a aquellas que les dejó el equipo ver, eso excusaría la postura de Enrike Knörr, quien creyó en la veracidad de los hallazgos, nadie piensa que uno pueda enfrentarse a falsificaciones. El otro académico que avaló los descubrimientos fue el historiador y arqueólogo Juan Santos Yanguas, que fue el encargado por el equipo de analizar las inscripciones. Aquí se ve pues una posibilidad de responsabilidad, una persona instruida y responsable del análisis y evaluación de los hallazgos debió dar la alarma lo más próntamente posible para parar semejante patraña, pero fue con el cambio de gobierno en la diputación alavesa y la entrada de una nueva consejera de cultura que se encarriló eficientemente este espinoso asunto, si no, es posible que el Caso Iruña-Veleia aún colease. Tal vez lo que explicaría esa inacción fuese la amistad con miembros del equipo, de los cuales confía o confió, o porque desde el ámbito político no encontró respaldo para activar una campaña en contra ya que no existen indicios de que NINGÚN partido político pidiese informes concretos, unos porque lo descubierto era afín a su ideología histórica, otros porque vieron en esos descubrimientos una fuente de ingresos adicional para la provincia. Las responsabilidades pues parecen de dos tipos, una académica, y otra colectiva en lo que respeta a los políticos. Igual de responsables en este juego parecen haber sido determinados medios de comunicación, que se comportaron en todo este asunto casi como portavoces del equipo, criticando cualquier voz disonante sobre tan placenteros descubrimientos, se estaba levantando así un muro de miradas aviesas entorno a los que pudieron discrepar de los hallazgos, lo que seguramente paralizó a más de un académico en replantear públicamente el curso del caso. Así pues, en definitiva cabe implicar a un académico, a toda la clase política alavesa, y a determiandos medios de comunicación que más que comunicar estaban tendiendo una tupida red de defensa contra las voces críticas (recuerdo que se les llamó despectivamente a esas voces “ruido” en Radio de Álava). Sobre el papel jugado por el equipo de LURMEN SL y otros colaboradores deberá ser tratado a parte en Caso Parmenio (III).

Ahora bien, siendo falsificaciones deberían buscarse los motivos y beneficiarios de tales creaciones, siendo además necesario imputarles de alguna forma u otra todas las horas perdidas en discusiones, investigaciones, dinero y debates que finalmente van a ser estériles tanto de académicos como de instituciones. Igualmente deberían ser condenados los autores por destruir patrimonio arqueológico al romper expresamente las piezas y gravar en ellas. Así mismo debería ser punible que sus actos hayan manchado la dignidad de la cultura y ciencia vascas así como empeorar un panorama político ya bastante tenso. También deberían pagar por el perjuicio emocional causado a miles de personas al haber sido engañadas e ilusionadas para ser finalmente pisoteadas culturalmente. Y no menos importante, los autores deberían pagar por todos los beneficios y réditos que hayan podido sacar hasta ahora de estas falsficaciones.

(Colaboración de Lykonius)

Viernes, 21 noviembre, 2008 at 9:02 pm 2 comentarios

Falso, F, A, L, S, O

Hoy resulta un día saturado de noticias, expondré las más interesantes:

El Estigma de Zubialde

Estalla el escándalo de Iruña Veleia por la falsedad de los hallazgos

Los expertos concluyen que los grafitos en euskara del siglo III son ’totalmente falsos’

LA DIPUTACIÓN RETIRA A LURMEN DE VELEIA ANTE LA FALSEDAD DE LOS “SORPRENDENTES” HALLAZGOS DE 2006

La diputada de cultura asegura que no le templará le pulso a la hora de buscar responsabilidades

Las mejores perlas que se pueden recojer:

“Es el caso de representaciones de mujeres «con ropajes impropios de la época», de la existencia de «una sirena», un personaje mitológico del que no se habla hasta la Edad Media, o de la coexistencia «ilógica» de escenas eróticas en medio de representaciones de temática cristiana.”

“Se refirió, asimismo, a la existencia de signos inexistentes en latín como «puntos, flechas y comas», así como a la «escritura minúscula moderna» desconocida en época romana y, lo que es el colmo, la referencia al filósofo francés Descartes, del siglo XVII, en la misma cerámica en la que aparece Sócrates, nacido en el siglo IV antes de Cristo, o el poeta Virgilio. A juicio del experto en epigrafía, los textos, realizados por «dos o tres manos, no son antiguos».”

Es interesante el dato apabullante de Descartes en varios aspectos, uno que un dato así ya debió ser reconocido por el equipo, señalando las dudas de la veracidad del hallazgo, pero este siempre mantuvo la veracidad de lo hallado, creando de esta manera una sombra de confabulación o complicidad; otra que el autor de la falsificación daría indicios de una escasa cultura (como el filósofo Descartes “rima” con los filósofos griegos Sócrates y Aristóteles pudo confundirlo como filósofo clásico), o bien que el falsificador quisiera asegurarse la actitud bromista de sus hechos.

“En su explicación sobre el análisis de los materiales, detalló que se han encontrado con «pegamento instantáneo» para unir dos piezas.”

“El catedrático de Historia Juan Santos también ha opinado que las letras de algunos grafitos hallados rotos han sido escritas en un momento posterior a su rotura.”

“A la vista de estas conclusiones, la titular foral de Cultura, Lorena López de Lacalle (EA), anunció su firme decisión de que la Diputación «tome las riendas» del yacimiento. Para ello, revocará la licencia de excavación a la empresa Lurmen S.L., a cuyo frente está Eliseo Gil, y pondrá los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal si los juristas forales entienden que existen indicios de delito.”

Las acciones en política representan palabras, y las palabras que dice la diputada son muy, muy fuertes.

“Podría ser una manipulación de los originales por algún miembro de la excavación”

“Todo apunta a una manipulación de piezas originales de cerámica llevada a cabo por algún o algunos miembros del equipo de excavación que tenía la concesión del yacimiento, encabezada por el arqueólogo Eliseo Gil Zubillaga. Todos los especialistas han llegado a la misma conclusión sin lugar a dudas.”

“Tanto los grafitos con iconografía supuestamente cristiana como los que contenían palabras en lengua vasca son “falsos”, según los expertos y según las investigaciones realizadas, hay indicios de que han sido manipulados “quizás en el momento mismo de su aparición”.”

“Incongruencias: Hay una fecha de corte muy moderno. Además, aparece alguna ’coma’ cuando este signo ortográfico es de época tardomedieval o casi renacentista.”

Bien, el primer paso es correcto, la “expulsión” de LURMEN SL del yacimiento, ni que sea por unas prácticas profesionales inexistentes (trabajos arqueológicos basados en parados y en estudiantes voluntarios, sin apoyar apenas ese trabajo lego con trabajo académico real; por la manifiesta chapucería en el control de extracción de las piezas; y por el tema de datación “errónea” así como por la validación de lo hallado aún a sabiendas de ser cuanto menos dudoso). El siguiente paso sin duda alguna debería ser interponer denúncia a la policía sobre falsificación y hacer una auditoría sobre los millones de euros invertidos por instiruciones y gobiernos en el yacimiento y gestionados por LURMEN SL que han dado a parte de escaso fruto, unos frutos tan podridos. Que se haga justícia, si no, este caso va a suponer la segunda ruina de Veleia y su comarca.

(Colaboración de Lykonius)

Jueves, 20 noviembre, 2008 at 8:59 pm 2 comentarios

R.I.P.

Cráneo de Descartes

Cráneo de Descartes. Museo del Hombre. París

Hoy todos los periódicos recogen la noticia de la muerte de Parmenio. Para mí ha terminado un largo viaje que se inició al día siguiente de la revelación de su existencia. Hay que felicitar a todos los que desde Celtiberia principalmente pusieron su granito de arena para denunciar los hallazgos por falsos. Tal parece que la Comisión de Expertos se ha nutrido de esas páginas, pues todas las objeciones que se ponen fueron manifestadas una por una y con exactitud por personas como Servan, Lykonius, Gyps, SYLBS, el dr. Moreno, la dra. Canto, Merinheit, Moriarty y otros con una acierto total: es imposible RIP, es imposible Nefertiti, es imposible el crucifijo, el latín, el euskera, etc. Además supimos acertar con el fechado de la falsificación (reciente) y con detalles como que han sido dos o tres manos las autoras del despropósito. Y eso que solo teníamos media docena de fotografías y las manifestaciones de algún testigo que acudió al concilio de teólogos. Con tan poco material alcanzamos la misma conclusión que los expertos.

Por lo demás todo me parece aun más grave de lo que se intuía. ¿Porqué no detuvieron todo cuando aun se estaba a tiempo? Quedan muchos análisis por hacer, les invito a que ahora, cuando los dedos acusadores se levantan señalando culpables y la discordia tapa otra vez todo entendimiento, sigamos en la búsqueda de la verdad sobre este caso.

Muchas gracias, amigas y amigos, han sido ustedes la mejor compañía en estos años de dudas y tribulación.

Mi pregunta, viendo lo grotesco de la falsificación, es ¿cómo se pudo llegar hasta aquí?

Jueves, 20 noviembre, 2008 at 8:57 pm 3 comentarios

Entradas antiguas


Blog Stats

  • 263,208 hits