Roma locuta causa finita

Viernes, 16 enero, 2009 at 2:11 pm 25 comentarios

ARQUEOLOGÍA

Los tres arqueólogos que abandonaron la excavación desvelan que “las inscripciones excepcionales nunca salieron de la tierra y sólo se vieron al lavar las piezas”
16.01.09 – 14:01
La Diputación de Álava ha dado hoy por zanjada la polémica de Iruña-Veleia en su vertiente científica. A la espera de que la Fiscalía dictamine si hay o no delito por un presunto fraude, la titular foral de Cultura, Lorena López de Lacalle, considera que es hora ya “de no perder más tiempo en las marañas de Eliseo Gil”, el arqueólogo que durante 14 años excavó el yacimiento y cuya empresa, Lurmen S.L., ha logrado subvenciones públicas por valor de 3,3 millones de euros en los últimos 8 años.
El crédito de Gil se ha agotado. Ha tenido muchas oportunidades de explicarse y no lo ha hecho. No hay más tiempo. Cierro el asunto porque los informes de la comisión científica asesora, integrada por las máximas autoridades en la materia, no dejan resquicio alguno a la duda” dijo la diputada en referencia a la falsedad de los hallazgos. La Diputación da por hecho que tanto la colección de temática cristiana y jeroglíficos, datada en el siglo III, como la de palabras en euskera, latín y otras lenguas, fechada entre el IV y el VI no son más que meras y burdas falsificaciones.
Para corroborar este planteamiento y dar por resuelta una controversia que dura ya dos años y medio, Lorena López de Lacalle compareció ante los medios de comunicación acompañada de los responsables de su departamento y de los principales museos y servicios forales de Cultura, a excepción de la jefe del museo de Arqueología, Amelia Baldeón. En la misma rueda de prensa participaron los tres arqueólogos que abandonaron el yacimiento en enero de 2007: José Ángel Apellániz, Miguel Ángel Berjón y Carlos Crespo. En un comunicado conjunto, los tres profesionales desvelaron que los grafitos excepcionales encontrados en el verano de 2005 “nunca salieron de la tierra y sólo se vieron al lavar las piezas”. Añadió que el lavado de las piezas se hizo hasta diez meses después de sacarse de la tierra. En este tiempo estuvieron almacenadas.
Apellániz, que actuó como portavoz del grupo señaló que decidieron irse de la excavación y quedarse en paro después de la presentación oficial de los falsos grafitos y por estar totalmente en desacuerdo con el método arqueológico que Eliseo Gil e Idoia Filloy, los dos directores del yacimiento, estaban desarrollando.
Añadieron que los dos sectores en donde supuestamente se encontraron todos los grafitos fueron excavados por personas sin ninguna experiencia, en su mayoría jovenes participantes en campo internacionales de verano.
Los arqueólogos, que se han ofrecido voluntariamente para aportar luz sobre el segundo fiasco de la arqueología alavesa después de Zubialde, comentaron cómo uno de los miembros del equipo de Eliseo hizo creer durante unas horas al resto que había aparecido la primera pieza con la inscripción de ‘Veleia’.
Una vez que la Diputación da por cerrado el fraude, dedicará todos sus esfuerzos “a relanzar el yacimiento”, zanjó Lorena López de Lacalle.

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

Comentarios a la comparecencia en Juntas TODOS LOS INFORMES

25 comentarios Add your own

  • 1. Sotero  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 2:20 pm

    La verdad resplandece, por fin. Se acabó. No tengo palabras…

  • 2. Sotero  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 2:30 pm

    Ex arqueólogos de Veleia denuncian irregularidades en la excavación

    EFE Actualizado 16-01-2009 14:13 CET
    Vitoria.- Tres ex arqueólogos contratados por la empresa que dirigía Eliseo Gil en la excavación del yacimiento romano de Iruña-Veleia han denunciado hoy “anomalías e irregularidades graves” en el método empleado y han negado haber visto ningún grafito excepcional en el momento de su extracción.

    Miguel Ángel Berjón, Jose Ángel Apellániz y Carlos Crespo, que trabajaron en el yacimiento entre el 2002 y el 2008, han comparecido hoy en una rueda de prensa, acompañados por la diputada foral de Cultura de Álava, Lorena López de Lacalle.

    Los tres arqueólogos han hecho pública una declaración conjunta en la que denuncian el método de trabajo empleado por la empresa Lurmen, dirigida por Eliseo Gil, en las excavaciones de Iruña-Veleia, en relación a la aparición de los grafitos de temática cristiana y de las palabras en euskera, considerados falsos por una comisión de expertos.

    Han asegurado que tomaron la decisión de abandonar su trabajo el mismo día que Lurmen hizo pública la aparición de los grafitos excepcionales, “sin el conveniente respaldo y contraste científico”.
    Han argumentado que el método de excavación adoptado por la dirección en el lugar donde se encontraron los citados materiales “presentó anomalías e irregularidades graves de praxis arqueológica”, que provocaron que las conclusiones de la dirección eran “en muchos casos apriorísticas”.

    Entre éstas irregularidades han señalado que participaron jóvenes pertenecientes a campos de trabajo y no personal cualificado para ello, así como que ninguno de los grafitos excepcionales fue detectado por ellos en el momento de su extracción, sino en el del lavado, en el que trabajaba personal de Lurmen.

    En este sentido, han evitado hablar de manipulación, aunque, según ha señalado Berjón, “a uno se le puede escapar uno, dos, cinco o diez grafitos, pero hay trescientos materiales con grafitos en uno de los sectores y trescientos no se te escapan, porque tendrías que ser el arqueólogo más burro del mundo”.

    Asimismo, los tres profesionales han defendido que el hipotético hallazgo debería haberse protegido con medidas que garantizasen la fiabilidad del método utilizado, como la ralentización del ritmo de trabajo, un protocolo de lavado inmediato, un registro fotográfico y videográfico, o la dotación de personal con experiencia y titulación acreditada.

    Han asegurado que, a pesar de haber trasladado estas propuestas a la dirección del proyecto, ésta “no las tuvo en consideración”.

    Además, han insistido en que el hecho de que estos materiales no fueran documentados ni registrados convenientemente en el proceso de excavación “complicaba mucho su fiabilidad y credibilidad científica”, por lo que han dicho que tenían claro que “jamás podrían tener el refrendo de la comunidad científica y académica”.
    Por ello, en cuanto a las conclusiones de la comisión de expertos que cree falsos los grafitos, han dicho que la cualificación de sus miembros “es garantía para entender que sus dictámenes son resolutivos y definitivos”.

  • 3. percha  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 2:30 pm

    Me alegro mucho pero ¿no podían haber hablado los arqueólogos antes, porque el escándalo no es de hoy?

    Los ganimediano/menesianos ya tienen nuevos participantes de la conspiración.

  • 4. Txema  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 3:07 pm

    ¡Jesús, José y María!

  • 5. Sotero  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 3:18 pm

    Unos estudiantes o “personal no cualificado” tampoco montan un tiberio de este calibre. Hubieran podido meter uno o dos ostraca deliberadamente falsos (la Venus) para reirse un rato de la tribulación del arqueólogo, pero centenares es algo que va más allá de un broma.

  • 6. SYLSB  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 3:21 pm

    ¿Se acabó? Parece. Aunque el circo friki de varias pistas seguirá funcionando, sin duda. De todas formas, como reflexión obligada se me ocurre que necesariamente tiene que haber algo personal en la forma en la que esos tres ex-miembros del equipo han dejado que el Sr. Gil “se cociera en su jugo” (le tomo prestada la expresión a otro forero -creo que a A. Besga, corríjame si me equivoco- en Magonia, hace casi dos meses). Su control de los tiempos del “affaire” ha sido magnífico. Ahora que sabemos que las inscripciones “no salieron de la tierra”, el o los perpetradores han tenido que ser gente del equipo. Y con acceso ilimitado al almacen en el que se guardaban las piezas. No debería ser demasiado difícil dar con él/ella/ellos/ellas. Y para acabar, me gustaría contar cómo lo principal de este último y definitivo testimonio ya había llegado a mis oídos -no recuerdo si lo conté en Celtiberia o sólo lo insinué, pero algo escribí algún tiempo más tarde allí- de boca de un prestigioso catedrático de Madrid en Enero de 2007. Casi literalmente. Así que, en determinados círculos -en Celtiberia algunos foreros aseguraron que eso es lo que había ocurrido, aunque sin precisar sus fuentes- se trataba de un secreto a voces. Un secreto que, sin duda, habría llegado a oídos de Gil antes que a mí: en ese mundo todos se conocen y los rumores corren como la pólvora. Por eso, aunque casi todo cuadre, al menos en mi interpretación personal, sigo sin entender la actitud de Eliseo Gil y de Idoia Filloy. Y creo que no llegaré a entenderla nunca, la verdad. Salvo que nos encontremos ante algún extraño caso de abducción, de control mental mediante hipnósis o de zombificación vudú.

    Imagino que Sotero esté viviendo sensaciones cuando menos curiosas. Es lo que pasa cuando el trabajo en el que uno ha puesto tanto empeño llega a su fin. Aunque sea a un fin tan lamentable como éste. Desde aquí un enorme saludo y un reconocimiento no menos grande a su constancia. Saludo y reconocimiento que extiendo a todos los demás, aquí y en Celtiberia.

  • 7. Eva  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 3:25 pm

    Vaya, vaya. La Diputada avisó el martes de que era la última oportunidad de ofrecer explicaciones convincentes, y así ha sido. Pensábamos que el testimonio de los tres arqueólogos huídos iba a ser determinante, y vaya si lo ha sido. Parece que la Diputación lo tenía mucho más claro incluso de lo que yo pensaba. Por primera vez el dedo apunta directamente a Lurmen, y lo malo para el señor Gil y compañía es que ya han jugado todas las cartas que tenían. Varias veces.

  • 8. J. A. S.  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 3:41 pm

    Apuesto a que los ganimedianos seguirán en sus trece en el proceso de ‘glozelización’ de los llamados grafitos excepcionales de Iruña Veleia. En manos de Eliseo Gil está decidir si quiere continuar huyendo hacia delante y convertirse en el doctor Morlet de toda esta historia.
    Espero que la diputada cumpla su propósito de relanzar la excavación del yacimiento.
    La verdad es que todo esto es muy triste…

  • 9. Charles Pellegrino  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 3:55 pm

    Tres ex arqueólogos contratados por la empresa que dirigía Eliseo Gil en la excavación del yacimiento romano de Iruña-Veleia han denunciado hoy “anomalías e irregularidades graves” en el método empleado

    Al final se ha demostrado que todo era una farsa con motivaciones políticas.
    Van a rodar muchas cabezas entre ellas la de la señora Ochoa que certificó la validez del método empleado en la excavación.

  • 10. Sotero  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 4:00 pm

    Que se ha convertido ya en un Santuario para los descubridores de la Atlántida y otras hierbas es un hecho que hemos de asumir. Creo que el objetivo primero de la faslificación era ese.

    El faslficador tenía la voluntad de realizar un delito y el conocimiento de que lo que estaba haciendo era ilícito y punible. En cuanto se conozca todo el material se podrá hacer una composición de la idea última que movía al delincuente.

    Coincido en que es inexplicable la postura de Eliseo Gil e Idoia Filloy, arqueólogos con buena reputación que han tirado por la borda su carrera, que se prometía larga y feliz dada la extensión del yacimiento, que da para una vida de excavaciones. No me puedo creer que este hombre sostenga, con su conocimiento del mundo romano, que cosas como la Venus acefalópoda u otras sandeces de ese calibre sean auténticas. No salgo de mi estupor.

  • 11. J. A. S.  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 4:05 pm

    Comparto su estupor, señor Sotero. No entiendo a Gil, de verdad que no lo entiendo. Le avisaron una y mil veces que estaba metiéndose en un fangal aireando estos asombrosos descubrimientos sin contrastarlos y ahí sigue, de don Quijote veleiense.

  • 12. Txema  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 4:24 pm

    ¿No les parece significativa la ausencia de Amelia Baldeón en la rueda de prensa o está justificada?

    Ahora sí que se va a liar parda, como decían en el vídeo aquel.

    La diputada ha aclarado ya la duda que tenía de por qué procedió con tanta premura contra Lurmen.

  • 13. Charles Pellegrino  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 5:45 pm

    Dictamen científico.
    La citada intervención arqueológica se ha realizado con absoluta competencia científica, tanto en los planteamientos metodológicos como en la exhaustiva recopilación de datos cronoestratigráficos, que responden a los sistemas aplicados actualmente en la disciplina arqueológica. El registro se ha llevado a cabo con el rigor que exige la utilización de la Matrix Harris, que permite contemplar el “hecho arqueológico” desde una perspectiva objetiva y lo más aséptica posible. El material gráfico y fotográfico relativo a la documentación correspondiente a estratigrafías, secciones y planimetrías resulta ilustrativo y pertinente. El muestreo de materiales que han sido objeto de análisis físico-químicos también ha sido correcto y oportuno, habiendo proporcionado fechas de cronología absoluta incuestionables con respecto al depósito analizado.
    Por otra parte no entramos en la valoración de la interpretación histórica que los investigadores deducen a partir del registro cronoestratigráfico que, por experiencia, sabemos que se fundamenta sobre hipótesis de trabajo que pueden contener, lógicamente, elementos subjetivos. Asimismo, y buscando una mayor objetividad, hemos prescindido del análisis del material epigráfico recuperado, para que nuestra valoración se centrara exclusivamente en la solvencia científica y metodológica de la propia excavación, a nuestro juicio cumplidamente probada.
    Fdo.: Dra. Carmen Fernández Ochoa, Fdo.: Dr. Angel Morillo Cerdán,

  • 14. Armando Besga  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 6:07 pm

    SYLSB: Sí escribí el 22-N que los falsificadores “han tenido que disfrutar viendo cómo Eliseo se iba cociendo lentamente en su propia salsa”. Pero no me refería a los tres arqueólogos que habían abandonado la excavación, cuya historia desconocía entonces. Me referí a los falsificadores, que no son los Pepe Gotera y Otilio de esta historia (ni el Dr. Bacterio, añado ahora). Y es que la primera hipótesis en una falsificación es que su historia sea la que han previsto sus falsificadores. En este caso, el escándalo. Si este fue el objetivo -y resulta difícil imaginar otro- se puede deducir que los falsificadores conocían bien con quien se jugaban los cuartos, porque, si no, la historia más ridicula de la Arqueología no habría sido posible.

    Descubierto el fraude sobre el fraude, son muchísimos los comentarios que pueden hacerse. Me limitaré a señalar el contraste entre la actitud de los tres arqueólogos que prefirieron ir al paro en un país en el que es casi imposible vivir de la Arqueología y la de Lurmen, que todavía utilizaba como “argumento” para seguir con la excavación la situación laboral en la que quedaban sus actuales miembros. Por cierto, en su día “explicaron” la marcha de los arqueólogos porque se habían hecho viejos (creo recordar) y ya no aguantaban la dureza de la excavación, que, por otras intervenciones, se podía deducir que era por la falta de una financiación adecuada (de “tercera división” para un yacikiento de “primera divisiñon”). Una falta de financiación -y ya termino- a la que Gil echó también la culpa de las sospechas que que habían provocado los descubrimientos revolucionarios, en la comparecencia ante la comisión de cultura de la Diputación de Alava en enero del año pasado (en cuyas actas también se puede comprobar cómo Eliseo aseguró a los junteros que había expertos “entusiasmados” por los hallazgos).

    “Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible” (que decía Talleyrand, que era poco honesto, pero muy inteligente; y que se atribuye también a El Gallo, que era más honesto, pero menos inteligente).

  • 15. andrea  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 6:13 pm

    Enhorabuena a Sotero, y saludos, que en las dos anteriores intervenciones no lo hice.
    He disfrutado y he sonreído con la ironía de esta página (mucho, con el fútbol y los toros de los motivos de la T.S.H.).

    Me imagino que tanto el anfitrión como sus perspicaces huéspedes lo saben, pero…
    ¡Ya están aquí!

  • 16. Sotero  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 6:44 pm

    Como era de prever la claque de Eliseo tacha ya de traidores a los tres arqueólogos que dimitieron. Creo que lo tendrían previsto.

    No ha sido la sra. Diputada, ni la EHU/UPV, ni la Comisión, ni un servidor los que han decidido revocar el permiso de excavación y acabar con esta farsa. Ha sido la sociedad alavesa de manera casi unánime, ante la vergüenza de semejante patraña, la que ha tomado la decisión. Pero no les vale.

    Hemos terminado con la discusión científica. Ahora queda la curiosidad de saber quiénes han sido y porqué lo han hecho, auqnue no sé si se sabrá nunca. Esperaremos a la publicación de los informe nada más que para hacernos una idea del alcance del delito. También espero que en próximo museo de Arqueología haya una vitrina con una pequeña muestra de las fasificaciones porque de alguna manera han pasado a la Historia local de la infamia y como ejemplo para el futuro.

  • 17. J. A. S.  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 8:55 pm

    Es lo que le queda a la claque de Gil: ver conspiraciones y traiciones por todas partes. En cuanto a él… es que no lo entiendo. Pudo haber reconocido que se la habían colado y prestarse a colaborar en la aclaración del fraude. Le habría dolido, pero bastante menos que el calvario que está atravesando ahora. ¿Qué va a hacer este hombre ahora?

  • 18. J. A. S.  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 8:57 pm

    En cuanto a los informes… no sé si los llegaremos a ver. Y es una pena. Tengo entendido que el definitivo de Madariaga es devastador.

  • 19. gatopardo  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 9:20 pm

    Yo también creo que debo felicitarle, Sotero. Esta es sobre todo obra suya, aunque no sólo suya. Mis felicidades para todos los demás del grupo de los escépticos. Y mi agradecimiento a todos: ha sido fascinante seguir todo el proceso en Internet, he disfrutado muchísimo.

    Un par de preguntas que no sé si pueden responderse de manera tajante. Sin el culebrón de Celtiberia.net, ¿hubiera tenido lugar un final como éste, o estarían todavía dándose por buenas las inscripciones de los ostraka? ¿Cuánto tiempo hubiera tenido que pasar hasta que se demostrase la falsedad de las mismas?

  • 20. Txema  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 9:38 pm

    ¿Cómo era aquello de Kennedy?

    Se puede engañar a muchos durante poco tiempo, a pocos durante mucho tiempo pero no a todos durante todo el tiempo.

  • 21. Sotero  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 10:37 pm

    Pues gracias también, Andrea, Gatopardo pero si ser pelma es un mérito…🙂

    Como dice Txema a todos durante todo el tiempo es dificil engañar, igual la presión social ha acelerado el proceso. Pero no me cabe duda, como han dicho los arqueólogos de que esta cosa no hubiera tenido nunca el refrendo de la comunidad científica. Cosa que no sé como es posible que el sr. Gil no tuviera en cuenta.

  • 22. Abo  |  Viernes, 16 enero, 2009 a las 11:11 pm

    He seguido con mucho interés todo este afaire de Veleia. Cuanto nos gustaría que casos como este de Veleia no volviesen a repetirse…Dios dirá. Gracias Sotero.

    Coincido con los que dicen que un par de piezas las puede enterrar “estratigraficamente” un becario, incluso una coña de un mismo colega, pero lo de Veleia, y no hace falta ser arqueólogo y con perdón, ni pasarse por la imaginación, algo muy bien orquestado.

    Gatopardo, creo que sin Celtiberia.net las cosas no se “aclararían” con tanta rapidez, aún después de dos años largos. Motivo este como para que el amigo Silberius se piense lo del cierre. Hizo una buena labor.

    Le deseo a Eliseo Gil y compañeros lo mejor y que simplemente (si se puede decir “simplemente”) se quede en esto y no pase a mayores (que no lo deseo ni lo entendería).

    Tal como está “el tomate” no creo que no se pueda dar de bruces con los falsificadores y la justicia debería poner el máximo empeño en ello.

    Gracias, otra vez, Sotero y que casos como este de Veleia no se repitan ¡nunca máis!.

    Saludos y abur.

  • 23. andrea  |  Sábado, 17 enero, 2009 a las 12:57 am

    Sotero, no se merecen, todo lo contrario: yo seguí este asunto en Celtiberia (y un poquito participé); creo que porque repugnaba a la lógica -hoy es el día en que sigo sin comprenderlo por completo-.
    Coincido con Gatopardo y Abo en que si no hubiera surgido el debate, y no nos hubieran alentado, animado, sus intervenciones, Sotero, saben los dioses qué hubiera ocurrido con este “affaire”.
    Como arqueóloga, me duele mucho por todo lo que va a afectar a la Arqueología el asunto Iruña-Veleia, pues si, siempre han sido cuestionadas nuestras actuaciones, (a menudo, tenemos que soportar las opiniones de personas “que sólo son aficionados” pero que, de antemano, saben que esos cacharros son las ollas del abuelo, por no hablar de “ganimedianos” y otras especies) ahora tendremos que ir a la excavación acompañados de un sr/sra -seamos políticamente correctos- notario/a.

    En mi antepenúltimo comentario -en respuesta a Champées Elysees- expresé mi esperanza en que el método arqueológico (fundamental, desde mi punto de vista) pudiera resolver las dudas o contestar a las cuestiones planteadas, pero tras las noticias de ayer, ya sólo puedo empatizar con la suerte de una persona, pero ya no, de un colega.
    Al final, me queda un sentimiento de tristeza y una reflexión sobre la capacidad de los nuevos sistemas de comunicación para facilitar el acceso del conocimiento y de la cultura y, sobre todo, para generar opinión distinta a la “oficial” de los tradicionales medios de comunicación.

  • 24. Abo  |  Sábado, 17 enero, 2009 a las 1:11 am

    Perdona, Andrea, por ese “afaire”. Es posible que las efes de falsificacion le hubiese cogido algo de manía y me coma alguna, si solo fuese esto me daría con un canto en el pecho. Sí, fué un “affaire”.

    S2

  • 25. Ilunpean  |  Sábado, 17 enero, 2009 a las 8:22 am

    A los vigilantes: Parece que ha llegado el tiempo de dejar la vigilia y descansar. Estoy segura de que sin el tesón de l@s vigilant@es todo habría sido mucho más oscuro para muchos de nosotros. He aprendido muchas cosas durante este tiempo, y muchas aún no las entiendo. A los vigilantes os deseo que en el futuro continueis con ese espiritu alerta y critico, con esa inteligencia y sagacidad con la misma que habeis tratado este asunto. Ha sido fascinante, de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Blog Stats

  • 261,242 hits

A %d blogueros les gusta esto: