Archive for febrero, 2009

Delirio

fukada_mirror_piano

Realidad versus percepción

(Traducción de algunos fragmentos de “delusion” en la Wikipedia versión inglesa, Lykonius)

Un delirio es comunmente definido como una creencia falsa sostenida y se usa en el lenguaje común para describir a una creencia falsa, fantasiosa o derivada del engaño. En psiquiatría, la definición es necesariamente más precisa e implica que la creencia sea patológica (el resultado de una enfermedad o proceso de enfermar).

Los delirios ocurren típicamente en contextos de enfermedades neurológicas o enfermedad mental, si bien no se vinculan particularmente a ninguna enfermedad en concreto y han sido hallados en contextos de muchos estados patológicos (tanto mentales como físicos). De todas formas, son de perticular importancia para el diagnóstico de desórdenes psicóticos y particularmente en esquizofrenia y manía en episodios de desorden bipolar.

…el psiquiatra y filósofo Karl Jaspers fue el primero en definir los tres criterios principales para considerar una creencia como delirio en su libro General Psychopathology. Los criterios son:

  1. certidumbre (sostenida con absoluta convicción)
  2. incorregibilidad (no se puede cambiar mediante contra-argumentación o pruebas de lo contrario)
  3. imposibilidad o falsedad del contenido (implausible, bizarro, o paténtemente falso)

En el más reciente Manual Estadístico para el Diagnóstico de Desórdenes Mentales, el delirio se define como:

Una creencia falsa basada en una inferencia incorrecta de la realidad externa que es firmemente sostenida contra lo que casi todo el mundo cree y contra lo que constituyen pruebas y evidencias incontrovertibles de los contrario. La creencia es una que no está ordinarimente aceptada por los demás miembros de la cultura o subcultura de la persona afectada.

En la práctica, los psiquiatras tienden a diagnosticar la creencia como delirante si es patentemente bizarra, causando significativa aflicción, o expresamente preocupa al paciente, y sobretodo si la persona se decanta aún más por la falsa creencia si le son planteados argumentos razonables y evidencias de la contrario.

Anuncios

Viernes, 27 febrero, 2009 at 3:52 pm 10 comentarios

La Gran Chapucería

profesional

(Colaboración de Lykonius) La diputación ha publicado vía internet los informes científicos de la comisión y de los ex-responsables de la excavación y sus asesores. En el informe de marzo-abril 2006 de Rubén Cerdán se pueden constatar algunos puntos interesantes:

11428 – No se esperaba encontrar carbono. El que además los valores de Al sean tan altos (el máximo de toda la serie de piezas es de 8.11%), y el que ello ocurra zonalmente, nos hace pensar en algún incidente ajeno a la pieza. […] El equipo de arqueólogos señala el uso de utensilios de grafito para la digitalización de las inscripciones, lo que explica la anomalía espectral [exceso de carbono y aluminio], la cual deriva del aterrizaje de la sonda en una zona rica en grafito ajeno a la pátina.

…pero en Conclusones…

se detecta una anomalía de aluminio en la pieza nº11428, cuyo espectro es por otra parte nominal, la anomalía surge durante la deconvolución del espectro obtenido respecto al espectro estándar, aislándose valores muy altos de C y Al (13.0%). No obstante, los valores de Al son sólo zonalmente muy altos (el máximo de toda la serie de piezas es de 8.11%), lo cual no compromente el resultado global, a saber: la tasa de cationes de los grafitos y el sustrato es homogénea. (pág. 55).

O sea, si por una parte Cerdán justifica la anomalía por el manejo de la pieza por los arqueólogos, en otra parte justifica la anomalía por ser regional, cosa que no comprometería la varacidad de la pieza.

11419 – Los trazos oblícuos de la S de AVGVS contienen vanadio y molibdeno así como altos niveles de níquel, elementos traza adheridos superficialmente al haber habido contacto de la sonda de rastreo con la superfie y, por lo tanto, no pertenecientes a la pátina.

…y en conclusiones…

Ocurre, no obstante, que las piezas han sido manipuladas, en virtud del método arqueológico, y que las mismas han sido expuestas a un entorno altamante tecnificado donde, precisamente, el vanadio es ubícuo. […] Ocurre lo mismo con el vanadio, que se utiliza masivamente en la fabricación de los objetivos de los equipos de espectroscopía en rayos X. Más específicamente, se emplea el pentóxido de vanadio (V2O5) en el recubrimiento de las lentes por su propiedad de inhibir la transmisión de rayos ultravioleta en el vidrio. […] Los análisis se realizaron en los laboratiorios de espectroscopía nuclear del CEA-CNRS, CE de Saclay, 91191 Gif Sur Yvette, Francia.

Justifica así la presencia eventual de rastros de fibra de poliéster Mylar o de adhesivos. Con estos datos en la mano, en caso de haber detectado los químicos de la comisión alguna traza moderna en las ostraka, siempre hubiera sido posible justificarlas como producto del manejo de los arqueólogos, o incluso al manejo en el laboratorio francés que vaya usted a saber que hacían con ellas…

11415 – La tasa de cationes es claramente diferente en el sustrato y en las incisiones antropogénicas, debido al empleo de desengrasantes y al uso destinado para el objeto del que formaba parte la pieza.

Más de lo mismo.

11420 – La tasa de cationes se cuantifica en el punto de corte de la línea oblícua arriba a la izquierda con el trazo vertical de la L, en el punto intermedio entre los cuernos del [glifo del] oryx, y en la hendidura central que recorre la pieza de izquierda a derecha.

Cerdán también vió jeroglíficos egípcios; el oryx es un animal africano con parientes en Arabia que fue usado en jeroglíficos egipcios (E38)

12046 – A juzgar por la distribución espacial, orientación y profundidad de las incisiones parece que se trata de una pieza cuya historia habla de tres fases de grafitos independientes. La complejidad de la escena parece apoyar esta idea. Otra posibilidad es cierta secuencia en la construcción de los grafitos, pero a intervalos de tiempo distintos.

La pieza supuestamente analizada es un árbol genealógico en el que aparecen los padres y sus sucesivos hijos; Cerdán nos presenta así la cuadratura del círculo: una pieza falsa que según él fue ampliada en 3 fases distintas de acorde con el nacimiento de cada hijo…

En el Anexo, página 67, tal como recalcó Sotero aparece el mismo gráfico PIXE que aparece en el manual del programa GANAAS como ejemplo pero burdamente manipulado para que aparezca el archivo Veleia2.spe en vez de Ganaas.spe

Presentación del programa GANAAS que incluye gráficos de ejemplo.

En el website de Lurmen SL (www.veleia.com) se colgó en diciembre de 2008 un archivo PDF en el que se hacía un resumen de los análisis llevados a cabo por un físico nuclear sin titulación convalidada en España o inexistente llamado Rubén Cerdán en el que se pretendía confirmar la continuidad de pátina y por lo tanto la veracidad de los hallazgos, en la primera versión colgada aparecía un gráfico que era seguido por un texto explicativo:

Espectro de referencia integrado para toda la serie de piezas, referido a nueve puntos por pieza, pertenecientes a la capa más superficial de cada una de las piezas. El espectro NAA está libre de la interferencia del Ba en el canal de Ti. Sólo se procesan los datos para los que ha sido posible determinar con certeza los valores de Ca, K y Ti. Los picos Ti K y Ba L se superponen en los espectros EDX, lo que precisa deconvolucionar los picos de Ba para evitar que el pico Ti Ka (4.508 keV) y Kb (4.931 keV) se muevan hacia niveles de menor energía al superponerse al pico Ba La (4.465 keV) y Lb (4.828 keV). La profundidad máxima de rastreo se fijo en 200 mm para todas las piezas. Los datos SPM sólo se refieren a los primeros 3 mm de espesor.

Días más tarde, el participante del foro TA Salvador Cuesta se dió cuenta que el gráfico incluido era una manipulación de un gráfico que aparece en el programa de medición espectroscópica GANAAS que puede ser bajado por internet gratuitamente, la manipulación como puede observarse incluye los mismos picos y datos que el original pero variando sólo el nombre del archivo; de hecho, la burda manipulación ni si quiera varió un ápice ninguna cifra del original manipulado.

Ver el original y las manipulaciones en el informe técnico y en el archivo de veleia.com.

La manipulación fue certificada además por los creadores del programa usado.

“Estoy de acuerdo en que la foto del espectro está copiada de nuestra hoja de datos GANAAS y manipulada en parte. La parte de alta energía se parece muchísimo a nuestra hoja de datos y no es posible que sea otra medida real por las bajas estadísticas de estas mediciones. Es una prueba como una huella dactilar que este espectro no es una medida real sino solo una burda copia”. Wolfgang Wilhelm FastComTecGmbH · Grünwalder Weg 28a · D-82041 Oberhaching · Germany

Al hacerse pública y notoria esa manipulación, el archivo original fue sustituido por uno sin gráfico ni texto explicativo aduciendo que fue incluido por motivos didácticos; el problema es que el mismo gráfico manipulado y texto explicativo aparece en la informe científico de R. Cerdán del marzo del 2006, ampliándose además el número de manipulaciones con un simple cambio de coloraciones y cifras, ya que usa el mismo gráfico manipulado para ejemplificar la espectrometría de la pieza 11419, y no sólo eso, sino que usa la manipulación de la manipulación del gráfico de la pieza 11419 para crear el gráfico de la pieza 11459 símplemente cambiando cifras y borrando algunas rayas. Un trabajo… redondo.

Ver las segundas y terceras manipulaciones.

No acaban aquí las manipulaciones, pues en el gráfico sobre el supuesto espectro integrado para la serie de T.S.H. y cerámica común con grafitos de IRVÑA-VELEIA resulta ser igualmente una manipulación de un gráfico didáctico del programa GANAAS y la única manipulación aquí ha sido la eliminación del color rojo mediante algún programa de gráficos tipo Photoshop, mismamente los números no fueron ni tan siquiera modificados.

Ver la comparación de gráficos (original vs. manipulación).

Todo esto en conjunto hace dudar sobre la veracidad del informe y avala incluso el cuestionamiento de si realmente los análisis fueron practicados alguna vez en el CNRS francés. Si la presencia de ostraka claramente falsas conlleva a dudar del resto de la serie, y más cuando coinciden en temática y tipología, la presencia de manipulaciones y sospechas no hace sino hacer dudar de la veracidad del resto del informe. A parte, una vez descubierta la manipulación de datos para certificar la veracidad de los extraordinarios grafitos de Iruña-Veleia, queda la duda de si estas manipulaciones interesadas fueron creadas sin el conocimiento del equipo de excavación, o con el consentimiento tácito, o incluso si fueron producto de un encargo. ¿ Es casualidad que el equipo excavador tenga la mala fortuna en un mismo año de dar a la vez con ostraka falsas y con un físico nuclear si no igualmente falso almenos manipulador ?¿ Es casual que el falsificador de ostraka y el de gráficos tengan una desmesurada fe rayana a la pedantería en que sus manipulaciones podrán engañar a los profesionales del sector ?

Lunes, 16 febrero, 2009 at 4:50 pm 258 comentarios

The Tübingen connection

Extractos traducidos del informe elaborado por la Dra. Ulrike Fritz (Universidad de Tübingen, Alemania). Trad. Lykonius; fuente en www.veleia.com

“La escritura jeroglífica en las piezas de Veleia difiere a causa de la presencia de diferentes alumnos con un tipo diferente en cuanto a la forma de escribir. Y tal como sucede en las ostraka egipcias (p.e. las de Deir el-Medineh) y en los papiros con “entrenamientos” caligráficos (p.e. los de Fayum), también hay escritas [en Veleia] falsas letras y palabras, de tal manera que podemos imaginar que quien las escribió estaba siendo enseñado.”

“Si examinamos las ostraka con los jeroglíficos egipciantes se llega al punto de pensar sobre que el maestro no tenía un conocimiento real sobre el antiguo lenguaje egipcio, sólo recordaría signos importantes que haya visto en edificios oficiales como templos.”

“en un primer vistazo no hay sentencia posible o nombre egipcio que pueda ser leido.”

“Más claro es el camino fonético si tenemos nombres como Nefertiti, Nefertari, Ramsis y Seti (como en las piezas de Veleia 12391, 12388, 12392) también usados como nombres personales en el Reino Nuevo y después.”

“Así no supone problema alguno para personas del siglo III dC escribir una “inscripción”, como p.e. el nombre de un personaje histórico o persona privada del antiguo Egipto de forma vocalizada griega pero en carácteres latinos.”

“La antigua palabra para precioso/bueno “nfr” se escribía “nefer” en griego y hay muchos ejemplos de nombres compuestos con “nfr” y escritos en griego con la forma vocalizada “nefer”

“Y para el nombre de Ramsis tenemos la forma entera escrita en griego (ver Ranke PN I, 218): el nombre del antiguo Egipcio “ra-ms-sw” es escrito en griego como Ramesses.”

———————————-

Primera contestación de Juan Carlos Moreno a David Montero en Egiptología.com sobre el informe de Ulrike Fritz (aportación de Percha)

http://www.egiptologia.com/foro/jeroglificos-alaveses-t1208-115.html

“Estimado amigo Montero,

No hay de que extrañarse. A estas alturas del culebrón todo vale ya en los desesperados intentos por “probar”, como sea, que los “hallazgos egipcios” de Veleia son auténticos. Vayamos por partes :

1. en primer lugar, el informe menciona la existencia de ejercicios escolares donde, curiosamente, se utiliza el copto, la lengua habitual de la población de Egipto en el siglo III, y no los jeroglíficos. Los ejemplos que ofrece (pp. 6-7) de pseudotextos en jeroglíficos se alejan de lo visto en Veleia: en esos ejemplos vemos jeroglíficos egipcios de verdad, cuya posición en la inscripción corresponde a las prácticas egipcias, si bien el texto carece de sentido. Lo que sí se aprecia en la p. 7 es que quien compuso el pseudotexto copió ciertas secuencias de signos que suelen aparecer juntas, pero es la suma de secuencias la que resulta incomprensible. En cambio, en Veleia, ni los signos ni su disposición corresponden a las prácticas habituales en Egipto. Todo ello es compatible con lo que sabemos sobre el uso de los jeroglíficos en Egipto: en el siglo II de nuestra era ya empezaban a resultar incomprensibles en el único ámbito donde aún se empleaban, como eran los templos, y esto era así tanto en las inscripciones monumentales como en las transcripciones del Libro de los Muertos;

2. en segundo lugar, las siguientes páginas del informe (pp. 7-15) me dejan de piedra. Uno esperaría un estudio de los supuestos signos de Veleia basado en la comparación con materiales de época greco-romana: formas de los signos, disposición de los mismos en las fuentes originales, etc. Pero he aquí que la doctora Fritz se limita a practicar el juego que tanto ha entusiasmado a los partidarios de la validez de los “hallazgos”: acudir a la lista canónica de Gardiner (unos 700 signos) y jugar a buscar similitudes: ¡malo sería que, forzando un poco la imaginación, cualquiera de los garabatos no se pareciese, ni por asomo, a alguno de esos 700 signos! Y es que, lo extraño, como he dicho al comienzo de este párrafo, es que la autora no haya acudido a la epigrafía ptolemaica, con sus 10.000 signos, lo que hubiera facilitado aún más su juego. Y es que mucho me temo que la pobre doctora Fritz esté un poco pez en la escritura egipcia de época grecorromana. Luego volveré sobre este tema. En todo caso, el juego conduce al resultado previsible: tras haber “identificado” posibles/supuestos signos, las secuencias resultan ilegibles. Algo extrañísimo si, como nos dijeron desde el principio, estos garabatos eran ni más ni menos que jeroglíficos clásicos de trazo perfecto. Las conclusiones a las que llega, en la página 15, son de antología: mezcla ejercicios escolares de diversas épocas, que nada tienen que ver con lo visto en Veleia, como en el caso de los textos de Der el-Medina (en hierático) o los ejemplos que ella misma propone en El Fayum (copto-griego), para afirmar, sin ninguna prueba, que los pseudotextos de Veleia pudieran pertenecer a la misma categoría (seem like “exercises”). Llamativo resulta también que, precisamente, no mencione los textos de Tebtunis, localidad grecorromana del Fayum, que están siendo estudiados en la Universidad de Tübingen, y donde se ven listas de términos egipcios, en jeroglíficos, acompañados de explicaciones en hierático, por no mencionar dos papiros simplemente extraordinarios y que consisten en la copia de inscripciones jeroglíficas de la localidad de Asiut/Siut dos mil años anteriores.

3. Sin embargo, es en la parte final de su memoria, donde la doctora Fritz realiza un (llamémosmo piadosamente) “análisis fonético”, donde las conclusiones entran de lleno en el terreno del desbarre, si se me permite la expresión. Ni un sólo estudio de evolución fonética de la raíz NFR como el que yo mismo expuse en otros mensajes de este foro basándome en las obras de referencia de Osing, Peust, Roquet, Loprieno o Lacau, entre otros. De nuevo, la doctora Fritz se mueve en un terreno que, evidentemente, no domina en absoluto, limitándose, como en el caso de la lista de signos jeroglíficos de turno, a acudir al manualito más a mano. Y en este caso, se trata del repertorio onomástico compilado por Ranke. Sus conclusiones, sonrojantes, son que los nombres de reyes y reinas entraban en la composición de la onomástica habitual en el país. ¡Gran hallazgo, sí señor! Pero es que en Veleia estamos hablando de algo bien diferente, y es la presencia de nombres egipcios ¡en español! Y por eso no hubiera estado de más que nos explicase con qué argumentos cuenta para explicar la presencia de Nefertiti, Nefertari o Ramsés. La nota 6 de la página 20 es todo un recital de ignorancia: no sólo el Ramsés “veleiense” se convierte, como por arte de magia, en Ramsis (?), sin establecer ningún nexo entre las formas latina y griega de ese nombre y la que aparece en Veleia, sino que nos “descubre” la existencia de nombres griegos compuestos con NFR. Vuelvo a remitir a mis mensajes anteriores donde analizo esta cuestión en detalle, pero un breve resumen no resultará innecesario: la raíz NFR 1) con primera sílaba larga y acentuada se vocalizaba /Naf/, que luego pasa a /Nu/ en todos los dialectos coptos: ASI ES COMO PRONUNCIABAN LOS ANTIGUOS EGIPCIOS; 2) con primera sílaba breve y acentuada, hubiera dado en copto /no/ (como curiosidad, es como ha llegado hasta el español en nombres propios como Onofre u Onofrio, procedentes del antiguo wnn-nfr); 3) si la primera sílaba no hubiera sido acentuada, en copto hubiera pasado a /e/ o no se hubiera escrito. Y Nefertiti era un nombre donde la primera sílaba SI IBA ACENTUADA Y, POR TANTO, JAMAS PODIA PASAR A /NEF/. A ver si de una vez queda claro. También remito a mis observaciones anteriores sobre los problemas que encontraban los escribas griegos al transcribir sonidos que resultaban extraños para su sistema fonético, de ahí que en el mismo documento el nombre de la misma persona pueda aparecer como nefer, nofer, etc. Porque son, precisamente, los NUMEROSOS EJEMPLOS DE TRANSCRIPCION DE NFR en griego lo que, junto con las fuentes coptas y las transcripciones a otras lenguas, como el acadio, las que permiten seguir en el tiempo, SIN ASOMO DE DUDA, su evolución.

Por todo ello, el breve, simplón y muy superficial estudio de la doctora Fritz resulta decepcionante ya que no aporta estrictamente nada. Nada. Demuestra no tener ni idea de fonética histórica o de epigrafía egipcias de época romana. Y esto no es un demérito, ya que su especialidad es … ¡el estudio de la arquitectura de las tumbas egipcias del tercer milenio antes de Cristo! Por qué nuestros buenos amigos Gil y cía. han recurrido como asesora a esta doctora, muy joven además, y sin ninguna experiencia ni conocimientos acreditados en los campos sobre los que debía emitir su dictamen, es todo un misterio. A menos que haya quien piense, con una mentalidad un tanto infantil, que la simple evocación del nombre “Universidad alemana”, o “egiptóloga de la universidad de Tübingen” hará enmudecer a los críticos y conferirá calidad automáticamente al informe. Por supuesto, nada de cuanto he escrito será aceptado por los “filoveleienses” y seguro que dentro de unos meses habrá que volver a repetir otra vez lo mismo. Sin embargo, me parecía útil sacar a la luz la nada que encierra el informe de la doctora Fritz, a quien me parece han embarcado en una aventura que ella no sospecha en absoluto.

Saludos a todos,

Juan Carlos Moreno García”

Jueves, 5 febrero, 2009 at 5:52 pm 27 comentarios


Blog Stats

  • 263,814 hits